26.10.10

El cuidado del alma

Los niños pintan y dibujan cada día, y les encanta exponer sus obras en las paredes y en la puerta de la nevera. Pero al hacernos adultos abandonamos esta importante tarea para el alma que practicábamos en la infancia. Suponemos, me imagino, que los niños no están haciendo otra cosa que aprender coordinación motriz y alfabeto. Pero tal vez estén haciendo algo más fundamental: encontrando formas que reflejen lo que sucede en su alma. Cuando crecemos y empezamos a pensar que la galería de arte es mucho más importante que la puerta de la nevera perdemos un importante ritual de la niñez y abandonamos esa capacidad en manos del artista profesional (...) Cuando nuestras imágenes propias dejan de tener un hogar, un museo personal, ahogamos nuestro sentimiento de pérdida en pálidos sustitutos, como malas novelas o películas estereotipadas.
Thomas Moore, en El cuidado del alma

¿Qué hacemos para cuidar nuestra alma? ¿Qué tiempo nos regalamos cada día para que se exprese?

3 comentarios:

Cesc dijo...

I quina rao que té!! Ara mateix vaig a obrir la porta de la nevera!!!

marie dijo...

pues si! ; )

sylvia dijo...

Fantástico texto...