5.11.08

Tiempo para Obama

Me alegra la elección de Obama como presidente de Estados Unidos por todo lo que representa y por el inmenso entusiasmo transmitido a la ciudadanía de ese país, que se ha lanzado a las urnas como nunca. El poder de unos votantes que se han coordinado desde las bases gracias a Internet ha transformado la manera de hacer política y de participar al ciudadano.

En plena celebración del cambio me vienen dos pensamientos. El primero es que Obama no es ningún Mesías, pero a veces lo parece por la inmensa expectativa puesta en él, como solución a todos los problemas, locales y globales, particulares y universales. Es un hombre, un líder más conectado a los tiempos que tocan que muchos políticos del momentos. Un líder conduce y guía pero no hace milagros.

El segundo pensamiento que me ha venido es de precaución. Obama ha sido ya protegido durante la campaña debido a las amenazas. Sólo hay que mirar al pasado para ver cuánto han molestado los líderes más reformistas a las mentes más retrógadas. Esperemos que le dejen gobernar.

No hay comentarios: