25.7.07

El talento de Paul

Debemos desarrollar nuestro talento, aquello que sabemos hacer mejor, que nos consume las horas sin sentirlas, aquello que nos hace sublimes. Pero en la gran mayoría de nosotros la falta de confianza no ha dejado que guíe nuestras vidas. Paul Potts era una de esas personas cuya baja autoestima sepultaba el suyo, en este caso su voz. Hasta que un día decide presentarse a un concurso televisivo para probar suerte. El sueño de Paul es cantar ópera. Durante la primera actuación, las caras del jurado pasan del fastidio al asombro. Potts ha ganado el concurso Britains Got Talent, ya no trabaja en una cafetería y se ha convertido en un fenómeno. Nunca es tarde.

3 comentarios:

Mesmer dijo...

El talento no es más que una posibilidad que, bien enfocada, puede mostarse al resto del mundo como un castillo de fuegos artificiales.

Pero si el castillo no estalla, siempre podremos sentarnos y, simplemente, contemplar las estrellas.

ÓL dijo...

Demoledor.

Elocuente dijo...

A veces pienso... ¡Cuántas obras de arte, cuántos pensamientos brillantes... se habrán perdido a lo largo de la historia! En los museos, en las bibliotecas... sólo hay la parte que ha sobrevivido del talento de la humanidad. No es el cénit. Nos queda mucho por hacer.
Interesante blog.
Saludos.