24.1.07

Los políticos no lo arreglarán

Bush, rodeado de un congreso estadounidense medio hostil, promete centrarse en reducir el consumo de gasolina en un 20% en los próximos diez años. La medida tiene más de maquillaje político que de programa creíble. Hace unos días, en Europa se aprobó la reducción de emisión de CO2 en un 20 por ciento para el 2020. Son medidas muy tibias para el ritmo de contaminación y de impacto climático. No parece que decisiones tan importantes se puedan dejar en manos de los polícos.

Mientras tanto, los científicos intentan buscar soluciones efectivas y, sobre todo, no excesivamente costosas. Acabo de enterarme de que un equipo asturiano del Instituto Nacional del Carbón (INCAR), del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), está desarrollando una tecnología de captura de CO2 que permite reducir a la mitad el coste de otros métodos desarrollados en el mundo. Sólo falta que funcione fuera del laboratorio y para ello se va a probar en una planta piloto. Suerte.

1 comentario:

Xavier dijo...

Un nuevo material permite la fotosíntesis artificial de forma económica. Podría reducir 300 veces más que las plantas el dióxido de carbono presente en la atmósfera.

http://www.tendencias21.net/Un-nuevo-material-permite-la-fotosintesis-artificial-de-forma-economica_a1429.html

;)