29.12.06

Armagedón climático

El Ártico ha comenzado a descuajeringarse. En unas horas una isla de hielo, de 66 kilómetros cuadrados, se separó de la gran plataforma continental. Los científicos no esperaban que pudiera pasar así de rápido, en pocas horas. Las consecuencias del cambio climático son más evidentes.

No me parece que haya cuestión moral y vital más importante para la humanidad que tomar medidas radicales e inmediatas para frenar el proceso, puesto que dentro de unas décadas cualquier acción será ya inútil. Medidas individuales y colectivas en todas nuestras rutinas, porque ni unas ni otras serán suficientes por sí solas.

La desinformación ha sido la coartada de muchas actitudes, incluso de aquellas que la han utilizado como táctica para defender los intereses de unos pocos. Esperar a que los políticos lo solucionen por iniciativa propia es esperar al día del juicio final. Sólo bajo la presión ciudadana se iniciarán acciones, sólo si la presión ciudadana es mayor que los intereses que priman los beneficios propios a corto plazo por encima de la supervivencia de la próxima generación.

Ya no hay argumentos para la desinformación, ¿sucumbiremos ante nuestra propia imbecilidad?

No hay comentarios: