9.10.06

Talo porque me da la gana

Parece que no valen ni sentencias judiciales para parar la sustitución del árbol por el tocho en el paisaje que nos rodea. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León vetó la urbanización del monte de Las Navas del Marqués porque allí anidan las cigüeñas negras, una especie protegida. La Junta de Castilla y León y el alcalde del pueblo apoyan la construcción de 1.600 chalés, un hotel y cuatro campos de golf. El constructor seguía talando pese a la sentencia porque ésta no se había ejecutado aún. Hoy mismo, el alcalde ha parado las taladoras por orden de la Fiscalía.

Si no fuese porque un vecino, Francisco Correal, interpuso un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por la subasta de los terrenos y su adjudicación posterior a un constructor, ahora no habría ya pinar. Los árboles de Las Navas del Marqués, han sido salvados por unas cigüeñas y un vecino, ¿pero quién rescata al resto de bosques de los incendiarios y el egoísmo del tocho?

No hay comentarios: