17.5.06

Suplantación por error en la BBC

Vives en Londres. Eres extranjero. Estás en paro. Aparece una oferta de trabajo para la BBC que puedes cubrir. Te presentas. Te hacen esperar en una salita. Al cabo de un rato alguien te llama por tu nombre y le sigues. Entras en una sala enorme, donde está la mujer que te va a entrevistar. La sala es enorme. Hay unos focos... parece un plató. No lo parece. Es un plató. Antes de abrir la boca ya te han hecho la primera pregunta: ¿Le sorprende el veredicto de hoy? Y tú replicas en una lengua que aún no dominas:
¿Estoy muy sorprendido de ver este veredicto porque no era esto lo que estaba esperando cuando vine aquí. Me habían dicho que venía para otra cosa. En fin, es una gran sorpresa".
La mujer te hace dos preguntas más sobre la música e Internet y tú respondes. Se despide y sales. En otra sala, el verdadero experto está patidifuso. Alguien le ha suplantado en un programa de la BBC.

Vídeo en la BBC.

Para que vean, se non é vero é ben trobato. Nadie se dio cuenta. Pobre, es como aquel chiste del hombre que fue a ver unas carreras de caballos y en un momento dado un jinete se le subió encima espoleándole. ¿Qué hiciste?, le preguntan cuando lo relata. "Lo que pude, llegué el tercero".

(La noticia en El Periódico de Catalunya y en El País)

2 comentarios:

Iván Orateff dijo...

Ok. Es una guasa. Un error grosso de algún alquimista de los intríngulis de La Tele (seguramente se ha ganado un tirón de orejas). Y esa sensación -de sobras conocida- que las/los presentadoras/es van un poco robotizados por la vida. Todo eso y más...

Pero qué ternura en la sorpresa del hombre. Qué chispa de fantastástica incredulidad en sus ojos. Cuanto cariño en esa media sonrisa... ;)

Gracias el azar!!!

Eva dijo...

Sí, la expresión es la de un niño que se ha dado cuenta de un truco...