23.3.06

Animalario, incómodo pero necesario


El grupo de teatro Animalario gira con su nueva obra, Hamelín. Después de ser capaces de resucitar a Copito, darle voz filosófica y retranca, la compañía de Guillermo Toledo y alberto San Juan cambia de tercio. Hacen una apuesta valiente, con un tema incómodo, sórdido, de pocas risas. Un pedófilo es acusado de pederastia por un ambicioso juez, que filtra a la prensa, que a su vez hurga y engrandece la trama. Ni el juez, ni la prensa, ni la psicóloga que atenderá al crío supuestamente abusado, ni la familia, nadie es enteramente inocente. El pedófilo aparece como el más sincero y coherente de todos los personajes, el único que asume su verdad.

No hay comentarios: